miércoles, 9 de junio de 2010

LA ACCION DE LA NO VIOLENCIA ACTIVA

TODOS TENEMOS LAS PUERTAS ABIERTAS PARA SUMARNOS A CONSTRUIR LA PAZ Y LA NO VIOLENCIA DE FORMA ACTIVA.

Más allá de nuestro proyecto fotografico, del Proyecto que nos une, queremos ayudar a crear un estado de opinion y una toma de CONCIENCIA sobre la necesidad de reclamar la Paz y superar toda forma de violencia.

"Fotografos por un Mundo Sin Guerras y Sin Violencia" condena cualquier acto de violencia y hace un llamamiento urgente para promover y fortalecer la Dignidad Humana.

Invitamos a promover e impulsar con compromiso y fuerza la NO VIOLENCIA ACTIVA.

Cada persona, mediante los recursos de que disponga y esten a su alvance (sean voces de pueblos, colectivos, organizaciones o individuos) debería de contribuir al cambio por esta Conciencia en todo el Planeta.

Deberíamos reflexionar sobre la CONTINUIDAD de nuestras acciones humanas, acciones que siguen adelante mas allá de nuestro tiempo, ...tal como sucede con la continuidad y el crecimiento de la vida.

La Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia, fue una propuesta de movilización social sin precedentes, impulsada por Mundo sin Guerras, por iniciativa del Movimiento Humanista.
En pocos meses, la Marcha Mundial suscitó la adhesión de miles de personas, agrupaciones pacifistas y no-violentas, diversas instituciones, personalidades del mundo de la ciencia, de la cultura, de la educacion, de la espiritualidad, de la política; sensibles todos a la urgencia del momento.

También ha inspirado una enorme diversidad de iniciativas en más de 100 países,configurando un fenómeno humano en veloz crecimientocrecimiento.

LAS PROPUESTAS DE LA MARCHA MUNDIAL FUERON
Para evitar la catástrofe atómica futura debemos superar la violencia hoy, exigiendo:
• el desarme nuclear a nivel mundial,
• el retiro inmediato de las tropas invasoras de los territorios ocupados,
• la reducción progresiva y proporcional del armamento convencional,
• la firma de tratados de no agresión entre países y
• la renuncia de los gobiernos a utilizar las guerras como medio para resolver conflictos.

Insistimos que es urgente y necesario despertar la CONCIENCIA mundializada de la No Violencia, que nos permita rechazar no sólo la violencia física, sino también económica, racial, psicológica, religiosa, sexual.

Esta nueva sensibilidad podrá instalarse y conmover las estructuras sociales, abriendo el camino para la futura Nación Humana Universal.
Reclamando el derecho a vivir en paz y libertad, la Marcha Mundial es un llamamiento a todas las personas a sumar su esfuerzo y tomar en sus manos la responsabilidad de cambiar nuestro mundo, superando su violencia personal, apoyando en su ámbito más próximo y hasta donde llegue su influencia.

LA PAZ Y LA NO VIOLENCIA PERTENECEN A LOS VALIENTES. ES EL UNICO CAMINO HACIA UN TIEMPO FUTURO.

"Reinventando el fotoperiodismo"

World Press Photo de 2011

World Press Photo de 2011
Samuel Aranda tomó esta fotografía para el New York Times el pasado mes de octubre. En la foto vemos a una mujer consolando a un familiar durante las protestas en Yemen.

fotografias y niños

Mundo Olvidado

Haidar demands EU illegal fisheries in Western Sahara stopped

Prisioneros del muro

IRAK. LO MONSTRUOSO DE LA GUERRA. Lo que con lenguaje obsceno lo definen como "daños colaterales".

NO TENGO AMIGOS QUE VIVAN EN IRAK AHORA

blog de The New York Times y traducido por Loles Oliván para Rebelion.

NO TENGO AMIGOS QUE VIVAN EN IRAK AHORA

RIYADH MOHAMMED

En casi todo el mundo el fin de año es un momento para recordar lo mejor del pasado y mirar al futuro con esperanza. Iraq no es como el resto del mundo. Para mí es el momento de actualizar el listado de mis muertos. La entrada más reciente es mi ex novia.

Cuando recibí los mensajes de amigos en mi móvil diciendo: “Por favor, acepta mis condolencias” pregunté, “¿Qué ha pasado?” Entonces me llegó otro mensaje que decía que mi ex novia había sido asesinada en los atentados del 8 de diciembre en Bagdad.

Desde la invasión estadounidense de Iraq en 2003 llevaba una lista de cada familiar o amigo muerto como consecuencia de la violencia. A partir de finales de 2006 conté 124 muertes. De pronto me detuve. El número 125 fue mi padre. Mi padre me había dicho unas semanas antes de su trágica muerte que su agenda estaba llena de números de teléfono de muertos y desaparecidos. No tardó en sumarse a la lista.

Cuando ahora miro mi libreta de teléfonos personales leo: “X: muerto en los atentados de la Universidad de al Mustansiriya en 2007. Y: desaparecido al oeste de Bagdad en 2005. Z: murió en el Ministerio de Justicia en 2009. Y así sigue en casi toda la libreta. Los que se marcharon de Iraq fueron los únicos que sobrevivieron. He perdido a mi último amigo cuando se fue como refugiado a EE.UU. en junio de 2009. No tengo amigos que vivan en Iraq ahora.

Si hubiera seguido actualizando mi listado de muertos hasta hoy habría incluido decenas de amigos, vecinos, parientes, compañeros y colegas profesionales. El total alcanzaría los centenares. Si añadiera a los familiares de los familiares, el total sería de miles o decenas de miles de personas. Casi todas ellas eran civiles: empleados, estudiantes, artistas, profesores, periodistas, deportistas, abogados, trabajadores o niños.

Como hombre que estudió cine y que ha producido varios documentales para TV, a menudo recurro a películas que me ayudan a evadirme de la horrible realidad. A veces me ayudan a describir mi estado. En la película Meet Joe Black el ángel de la muerte se enamora de la hija de su víctima. Muchos iraquíes que he conocido después de decenas o centenares de bombardeos se preguntan, ¿hay alguna forma de detener el plan maestro de la muerte cuya máxima prioridad parece ser cobrarse vidas de iraquíes?

Cuando vi la película estadounidense Final Destination me dije que era exactamente lo que nos estaba ocurriendo a nosotros. A finales de 2006 había sobrevivido a las bombas mortales cerca de 40 veces. La mayoría de las veces estaba en la plaza Tahrir —la plaza más famosa de Bagdad—. Yo solía pasar por allí dos veces al día de camino al trabajo. La plaza fue machacada con docenas de bombas entre 2005 y 2006. Sólo sobreviví porque llegaba unos minutos tarde o temprano. Parece, con demasiada frecuencia, como si el maldito avión de Final Destination transportara a todo el pueblo iraquí.

La caída de la estatua de Sadam Husein el 9 de abril de 2003 me hizo sentir —y a millones de iraquíes— el nacimiento simbólico de una nación. Sin embargo, millones de iraquíes vieron en los años siguientes otra escena que las autoridades iraquíes prohibieron finalmente fotografiar. Era la escena dentro de las morgues de las ciudades de Iraq. A finales de 2006 me tocó visitar una de ellas. Buscando a mi padre conté por lo menos 200 cuerpos nuevos en una morgue de Bagdad. Había al menos otros 200 que ya llevaban allí un tiempo. Era como la escena de la morgue en la película Missing. Pero la escena que no podría ocultar es la del cementerio de Nayaf. Ha seguido creciendo hasta convertirse en el más grande del mundo. Para millones de iraquíes significó la muerte de una nación.

Muchos consideraron que me comportaba extrañamente por no llorar en el funeral de mi padre. Pero es que realmente he perdido la capacidad de sentir dolor y tristeza. Una vez leí que muchos europeos sintieron la misma sequía emocional tras presenciar las catástrofes de la Segunda Guerra Mundial. Por otra parte, he tenido el mismo sueño durante cuatro meses seguidos. Mi padre no moría. Todavía sueño lo mismo pero sólo una vez por semana. Es algo que podría describirse como una serie de escenas que representan todos los recuerdos felices con un ser querido. Pero no termina sino con una tragedia que durará siempre.

Ahora tengo nuevas escenas: la vez que nos conocimos, la primera palabra intercambiada, la primera sonrisa, la primera adulación, la primera llamada telefónica, la primera cita, la primera vez que declaramos que nos amábamos y el primer abrazo. Pero me despierto recordando la última escena horrible: la niña gravemente herida aplastada bajo los pies de aterrorizados empleados del gobierno que tratan de escapar de la muerte.

Fuente: http://atwar.blogs.nytimes.com/2009/12/10/i-have-no-living-friends-in-iraq-now/

Mike Prysner

Somos una corriente de reflexion entorno al fotoperiodismo en favor de la No-Violencia

Fotógrafos y Fotoperiodistas por un Mundo Sin Guerras y Sin Violencia

es un movimiento fotográfico y una Organización No Lucrativa cuyo único objetivo es la sensibilización respecto al tema de la no-violencia y la dignidad del ser humano. Para ello –y tal cual se refleja en los artículos 2 y 3 de sus Estatutos- organiza cuantas actividades permitan un mayor acercamiento entre culturas, pueblos e individuos.

Estatutos Art. 3:

Para el cumplimiento de estos fines se realizarán las siguientes actividades:

Organizar exposiciones, conferencias, cursos, seminarios, congresos, foros, etc. sobre cualquier punto de los anteriormente mencionados en el punto 1. Se hará sea de forma individual que en colaboración con otras instituciones publicas o privadas, nacionales o internacionales.

Sensibilizar y movilizar a la opinión publica y a los diferentes organismos e instituciones en favor de los objetivos expuestos en el punto 1.

Realización de estudios de interés social, cultural y educativo sobre los temas expuestos en el punto 1.

Colaboración con otras asociaciones, instituciones y grupos interesados en fines similares a los de “Fotógrafos y FotoPeriodistas por un Mundo Sin Guerras y Sin Violencia,”para la realización de actividades conjuntas.

Desarrollo de Campañas Internacionales de Ayuda a Pueblos -que por su situación política, social, y/o económica- atraviesen por situaciones de gravedad.

Apoyo y creación de programas para la formación y sensibilización, permitiendo contribuir al fomento educativo en la no-violencia y la solidaridad entre seres humanos.

Reconocer con mención explícita las aportaciones de personas o instituciones que destaquen en puntos de vista coincidentes con los sostenidos por “FF-MSGSV”

Utilizar todos los medios de comunicación para difundir los objetivos de “FF-MSGSV” mediante publicaciones impresas, medios radiofónicos o televisivos, multimediales, electrónicos, etc..., con medios propios o ajenos.

Algunas acciones desarrolladas por FFMSG desde 1994

1995.-

La presentación de la Campaña a nivel internacional se hizo en enero en la USACE (Universidad de Santiago de Chile), en el “Encuentro abierto del Humanismo”. Este año comienza la expansión a otros países y a recibirse las primeras adhesiones a la campaña.

Nace el PROYECTO INTERNACIONAL "Fotógrafos por un Mundo Sin Guerras", creándose la Campaña "Fotógrafos por la Dignidad del Ser Humano". Creación de espacio en Internet. En Internet elabora sus páginas web, de contenido testimonial de fotógrafos y pensadores participantes. Sirve a modo de difusión masiva de nuestras ideas.

Para tal desarrollo, no ha contado con apoyo económico alguno, sino con el aporte tecnológico y humano de fotógrafos, profesionales y empresas colaboradoras.

1996.-

Primeras Jornadas Universitarias para un MUNDO sin GUERRAS en la U.N.E.D. de España - 1ª Exposición de Fotógrafos por un Mundo Sin Guerras (individual de Santiago Lion- Associated Press))

1998.-

Se constituye ante el Ministerio del Interior español la Asociación -con carácter no lucrativo- “Fotógrafos y Fotoperiodistas por un Mundo Sin Guerras y Sin Violencia” con nº de registro nacional 163.508. Posteriormente el 7 de Abril obtiene el CIF G82003112 del Ministerio de Hacienda.

FFMSGSV es incluida en la Federación Internacional de Apoyo Humano.

Invitación y Asistencia al Seminario ”El Periodismo y los Conflictos Armados” organizado por el CIP (Centro de Investigación para la Paz) y la Agencia Española de Cooperación Internacional.

Invitación a FFMSG para exponer una ponencia durante los "Primeros Encuentros Internacionales para Corresponsales de Guerra". Organizado en La Habana (Cuba) por el Instituto Martí.

Colaboración con Amnistía Internacional en la edición de la Agenda 1999 bajo el lema "Por el derecho a la No Discriminación". FFMSGSV ha seleccionado para dicha edición a 11 fotógrafos de España y América Latina. Se ha elaborado un importante documento que acompaña dichos trabajos.

Se ha recibido obra y documentación de 78 fotógrafos y fotoperiodistas . Estos fotógrafos forman parte de una primera base de datos (en permanente revisión) de 170 fotógrafos de todo el mundo.

1999

A parte de la repercusión en medios de comunicación, en Junio y Julio de 1999 ( dentro del marco expositivo de PhotoEspaña 99), FMSG inicia una itinerancia de difusión participando dentro de la Exposición "Imágenes para la Dignidad" como Organización invitada con algunos de sus fotógrafos y junto a otras 24 de todo el mundo.

La Exposición que se inicia en Madrid, itinera por Sevilla, Alicante, Barcelona, Valencia, Murcia y Castellón. Es patrocinada en sus inicios por RENFE.

2005

En enero del 2005, la Asociación “Fotógrafos y Fotoperiodistas por un Mundo Sin Guerras” participó en la Campaña urgente – “Medicinas para India y Sri Lanka”, organizada en España por la FIAH (Federación Internacional de Apoyo Humano) junto con la ONG Farmamundi (Farmacéuticos Mundi).

A partir de noviembre 2000 y hasta el 2008 la Asociación se hace cargo de “Imágenes para la Dignidad”, y la exposición viaja por la geografía española y europea, visitando Universidades e Instituciones, convirtiéndose en un proyecto expositivo de carácter pedagógico, de sensibilización y acompañado de mesas redondas, conferencias y talleres.

Entre 1999 y el 2009, FFMSGSV ha realizado 79 presentaciones y talleres entre fotógrafos nacionales e internacionales, y documentalistas. Ha tenido menciones en prensa, TV y radio.

FFMSGSV no se presenta, ni recibe, ningún tipo de subvención proveniente de fondos públicos, y tan solo cuenta con el aporte y donaciones del sector privado o empresarial. No tiene afán de lucro y no realiza actividad mercantil alguna.

Los medios de comunicacion son como espejos

La siguiente es una reflexión de Alejandro Dolina en el programa Televisión Registrada. (Sábado 7 de Noviembre, Canal 13)

Con los medios de comunicación hay que tener un poco de sana desconfianza, es lo mismo que sucede con los espejos.
Uno crece en la inteligencia de que los espejos devuelven fielmente la imagen de quien se les pone adelante. Y es una convicción muy fuerte. Hasta que por ahí, alguien, alguna mano malvada empieza a fabricar espejos que deforman. Espejos que no devuelven la verdad, sino la mentira,distorsionan.
Y entonces me levanto la mañana, me voy a afeitar y uno que se sabe morocho, ve en el espejo una persona rubia distinta a la que es uno. Y así y todo se le tiene tanta confianza a los espejos que incluso prevalece esa confianza por encima de la realidad.
Y uno que ha vivido una morocha vida durante tantos años, entre amigos morochos y de familia morocha se ve rubio en el espejo y empieza a asumir rubias conductas. Porque desde chico nos han dicho que el espejo no miente.
Yo creo que ha llegado el momento de desconfiar del espejo (!).

Y de pensar que a lo mejor, los fabricantes de espejos tienen intereses inconfesables que nosotros no conocemos. Intereses entres los cuales figura que nosotros nos creamos rubios y pensemos como rubios, siendo que somos morochos.
Sería mejor, entonces, más que mirar el espejo; preguntarle al de al lado, al que también es morocho y que vive como nosotros a ver como nos ve, que le pasa, que siente. Y mirar entonces mas la realidad y menos el espejo de la realidad.
Porque a veces ese espejo está tendenciosamente modificado y es definitivamente fraudulento.

Un 4 de JUNIO en Tiananmen

Conferencia de FOTOGRAFOS Y FOTOPERIODISTAS POR UN MUNDO SIN GUERRAS Y SIN VIOLENCIA

Primer Encuentro de Corresponsales de Guerra – La Habana, Cuba,

“Por la Dignidad del Ser Humano”

No vamos a ser asépticos o cínicamente neutrales en nuestra breve intervención.

No vamos a resaltar el carácter “épico” del periodista, del fotoperiodista o del camarógrafo de TV ante situaciones de riesgo físico durante conflictos armados. No vamos a repetir ni ampliar los 10 puntos del Código Etico del Periodista elaborados desde la OIP ( y que consideramos un buen referente ).

Quizás -en esta cortísima reflexión que aquí queremos exponer- si vayamos a decir y a explicar porqué pensamos que existe un tipo de periodismo muerto que ya no cree ni en sus propias palabras, entre tanta cacofonía, entre tanta cultura de la ambigüedad y la trivialidad y entre tamaña confusión de intereses.

El mundo -y nuestras vidas- se ha transformado velozmente desde la revolución tecnológica, especialmente en el ámbito de las comunicaciones. Directamente y con simultaneidad nos llegan las misma informaciones sobre aquello que sucede en diversos rincones del planeta, y sin embargo la gente está cada vez mas aislada, incomunicada y sola.

Sobre esto valdría preguntarse que tipo de información está llegando a la gente.

En los momentos actuales, es importante que fijemos con claridad la situación de partida de aquellos que trabajamos como periodistas, sea con la palabra, sea con la imagen.

Nos ceñiremos a las reflexionar en alto sobre algunos aspectos que consideramos importantes:

Abundancia de información y barbarie mediática:

Existe muchísima información, pero esto no indica que el informador esté honestamente comprometido con el respeto a la verdad, la libertad, la vida y con su compromiso por contextualizar y explicar sobre aquello de lo que informa.

A veces, el informador, asume la injustificable “obediencia debida” –al jefe o a la empresa- y acaba participando del “circo mediático”. Su crónica acaba convirtiéndose en un producto carente de veracidad y contexto fundamentado, quedando el contenido en un plano secundario.

La irresponsabilidad en estos casos es enorme.

El periodista Alfonso Armada dice “...hace tiempo que buena parte del periodismo contemporáneo –con el ojo despiadado y obsceno de la TV a la cabeza- ha convertido matanzas, éxodos, dolor, crimen, sangre, crueldad miseria y desolación en rentable mercancía que se consume como una ficción más, que nada explica de las razones de la miseria y la muerte, que despierta compasiones que pronto se fatigan y olvidan. Sociedad del espectáculo fomentado por el hastío que los periodístas-buitres alimentan sin cesar en este marasmo de la historia que ni termina ni progresa”.

Tal barbarie profesional llega a limites tales como el de la competencia mediática entre unos conflictos y otros.

Pero a que es debido esto ?

Observamos que es enorme la concentración financiera especulativa.

Del mismo modo, crecen los monopolios de medios de comunicación y desde ellos se trata de controlar la subjetividad.

La mayor parte del flujo informativo está decidido por apenas 15 medios de comunicación en todo el mundo; está decidido entre unas pocas agencias, algunas emisoras de radio exterior, algunas TV de alcance mundial y algunos periódicos internacionales. El resto de medios son arrastrados por la corriente y supeditan contenidos y orientaciones a los intereses de los “poderosos”, a los fundamentalismos económicos.

Los medios intensifican crecientemente las tendencias más negativas, además de consentir un “cinismo expresivo” y adormecedor, donde palabra e imagen se utilizan indiscriminadamente. Muchos términos son instrumentalizados, banalizados, generando confusión (véase términos como “intervención humanitaria”, “guerra limpia”, “daños colaterales”, “bomba inteligente”, “apremios ilegales”, “economía de mercado”, “países en vías de desarrollo”,...etc....)

Es aquí donde el ciudadano debe poder meditar lo que lee, pensar lo que escucha y a reflexionar sobre las imágenes que contempla y que le llegan como información. No cabe duda de que los periodistas podemos hacer una importante contribución en este campo.

Gervasio Sanchez -fotoperiodista español- asevera : “....Vivimos en una cultura de banalidad que diluye completamente cualquier toma de conciencia. Para superar esta circunstancia hace falta mucha capacidad de reflexión y autocrítica. Los diarios nacen con las páginas muertas, sin ningún interés informativo. Salvo excepciones, Europa es una colonia informativa de los grandes medios norteamericanos”.

Pero que está pasando con nosotros, con las personas que ejercemos el Periodismo?

No nos podemos mantener conformes tan solo con la simple información.

Además de observadores críticos, deberíamos indicar soluciones,....y esto requiere de una intención y un compromiso humano. Algunos expertos sugieren que tenemos que “sensibilizar y reflexionar sobre los posibles cambios, movilizando y estimulando otro tipo de valores”. Esto, reafirmaría la consideración de que el ser periodista debe de conllevar el tener una actitud de servicio frente a la vida y frente a los acontecimientos humanos.

En los planteamientos conjuntos de “Fotógrafos y Fotoperiodistas por un Mundo Sin Guerras y Sin Violencia”, lejos de reduccionismos e imágenes simplificadoras, entendemos 6 puntos de partida:

- Que el Periodista es ante todo un Ser Humano y que después es Periodista.

- Que tenemos que transmitir valores nuevos, quizás muchos de ellos por explorar todavía.

- Que no somos independientes de aquello que nos rodea y que nos acontece día a día.

- Que somos responsables de los juicios emitidos, debiendo aportar datos y formular soluciones. Simultáneamente hay que invitar a que el ciudadano amplíe su capacidad de entendimiento sobre los temas cada vez más simples y a la vez más complejos.

- Que no tenemos, por “obediencia debida”, que autolimitarnos a la hora de informar, debiendo contextualizar suficientemente para producir reflexión y comprensión en el ciudadano.

- Que tiene que existir un sentido social en las acciones y en el servicio que prestamos durante nuestra vida profesional. Ni que decir tiene la importancia desde el punto de vista humano.

Según Felipe Sahagún, “.... No existen medios neutrales ni objetivos, tan solo periodistas de carne y hueso, con sus valores y creencias, estereotipos y mitos, tabúes y miedos, aspiraciones y limitaciones. Es la retina por la que pasa, en primer lugar, la imagen de cualquier conflicto.”. “Como seres humanos que son, se les debe exigir honestidad y conocimiento, respeto de la verdad y esfuerzo” .

Fueron los primeros días del verano chileno de 1995, en la Universidad de Santiago de Chile, cuando –durante el Encuentro Abierto del Humanismo- se presentó públicamente el Proyecto de “Mundo Sin Guerras”.

A partir de entonces se empezaron a gestar –alentadas por el acontecimiento- las primeras ideas para desarrollar un proyecto en cual los fotoperiodístas pudiéramos intervenir con nuestros trabajos y nuestras reflexiones sobre lo que entendemos está representando para el Ser Humano este fin de milenio y lo que puede representar para todos el futuro.

Hoy nuestra voz está representada aquí, junto a todos Vosotros.

Entre tanta inmoralidad, entendemos que ya es hora de preguntarse que vamos a hacer las personas que trabajamos con la información, con la herramienta de lo visual o con el testimonio gráfico.

Ya va siendo el momento de ir tomando un compromiso con lo que entendemos tiene un real sentido: reinstaurar la Dignidad Humana de cara al futuro y en especial la solidaridad activa con los más desprotegidos y literalmente esclavizados en silencio.

Entendemos que se ha excedido el límite de lo tolerable.

La pobreza -a veces de países enteros- y la violencia, tienen además muchos rostros. En ellas tienen su reflejo la salud y la educación deficientes, la privación del conocimiento y las comunicaciones, la privación para el ejercicio de los derechos humanos y políticos, la falta de dignidad, confianza y respeto por sí mismo.

Entendemos que los Periodistas y los Fotoperiodistas debemos posicionarnos definitivamente con respecto a tales acontecimientos deshumanizantes.

Por otra parte, hay que dignificar lo más positivos de la persona, buscando una mayor comprensión de la riqueza existente en las raíces y en las diversidades culturales, en la coexistencia pacífica entre individuos y sociedades, en el respeto por los modos de vida y las relaciones humanas.

Mientras los indecentes y “poderosos” siguen queriendo avanzar entre tanta obscenidad -cueste lo que cueste en vidas humanas y sufrimiento- se genera este FORO orientado para que permanezca en la memoria la dignidad y la grandeza del Ser Humano y también se recuerden los actos bárbaros de aquellos que -acompañados por sus cómplices- mal tomaron e impidieron un mayor Destino para los Pueblos.

Hemos decidido ser parte de esa débil voz –seguramente adelantada- que anuncia nuevos tiempos y que está más allá del hombre y de la mujer que hemos conocido.

Para ello –y a contra corriente- estamos construyendo este Proyecto: “FOTÓGRAFOS Y FOTOPERIODISTAS POR UN MUNDO SIN GUERRAS Y SIN VIOLENCIA”, al que todos están invitados.

Que nuestro aporte pueda considerarse y pueda ser asumido.

Cada uno tendrá que hacer su parte.

Miguel Angel Invarato

Periodista –Fotógrafo de Prensa

Coordinador de FFMSGSV

eyenowar@ciumundo.es

LA DEMOCRACIA DE LA TIERRA

Los europeos no siguen a su dirigencia

Tariq Ali
CounterPunch

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

Soldados italianos, británicos y alemanes vuelven de Afganistán a sus países en ataúdes. ¿Por qué? No es por culpa propia, sino porque políticos de centroderecha/centroizquierda los enviaron a librar una guerra imperial por cuenta de Washington. En Italia, para su vergüenza eterna, Rifondazione votó por continuar la presencia italiana en el Hindu Kush. Die Linke [La Izquierda], en Alemania, cumplió mucho mejor con sus principios en un país en el que un 80% no está a favor, aunque esto sea ignorado por los políticos de la tendencia dominante. En Gran Bretaña e Italia, también, amplios sectores de la población se oponen a la guerra. Sus voces no se oyen en los corredores del poder: Brown y Berlusconi se han convertido en hermanos de sangre.

Cuando los políticos europeos justifican la matanza de afganos y la muerte de sus propios soldados voceando cantilenas en las que pregonan que es necesario salvaguardar a los ciudadanos italianos/alemanes/británicos, expresan falsedades y las mentiras son deliberadas, porque no tienen otra respuesta. Lo mismo vale para Washington. En días en los que las agencias de inteligencia estadounidenses y europeas siguen repitiendo que al-Qaeda ya no constituye una amenaza, pero que el terrorismo sigue siendo un problema, nunca explican en público que mientras más duren las ocupaciones de Iraq y Afganistán, más jóvenes serán atraídos a soluciones de carácter terrorista.

La decisión de Obama de expandir la guerra enviando más tropas a Afganistán y tratando a Islamabad como si fuera Bagdad es un error extremadamente serio.

Está al borde del desastre y no solucionará el problema por más que recurra a la retórica, eche flores y use iniciativas de relaciones públicas. Washington necesita una estrategia de salida de ese país, pero mientras más la retarde mayor será la probabilidad de que ninguna estrategia de salida seria funcione y de que un día, finalmente, las tropas de EEUU tengan que ser retiradas al estilo de Saigón, dejando tras ellas un país en ruinas.

Los ‘talibanes’ afganos representan ahora un aglutinador bajo el cual se han reunido pastunes de diversos colores políticos para resistir y expulsar al invasor. Obviamente, esto significa que Washington trata constantemente de negociar con y de dividir a los talibanes, como hizo con la resistencia en Iraq, pero en Afganistán ha fracasado totalmente. Es difícil derrotar a los nacionalistas pastunes mediante la religión porque en su abrumadora mayoría son suníes. Son difíciles de derrotar ideológicamente porque creen que su causa es justa y el fracaso absoluto en la reconstrucción y re-equipamiento del país ha significado que más y más gente está de acuerdo con ellos, lo que no significa que la reformas sociales funcionen necesariamente, como descubrieran los rusos a un precio inmenso en los años ochenta.

La UE es una entidad sin agallas e inútil en el ámbito político. No puede hablar con una voz, pero sus ciudadanos tienen que aprender a no emular a sus débiles y patéticos políticos, sino a exigir con un vigor creciente la retirada de todas las tropas europeas de Afganistán.

El último libro de Tariq Ali, The Protocols of the Elders of Sodom and other Essays, acaba de ser publicado por Verso.

Fuente:
http://www.counterpunch.org/ali09222009.html

Montajes Expositivos 2000-2008

Montajes Expositivos 2000-2008
"Imagenes para la Dignidad"

IMAGENES PARA LA DIGNIDAD. Desde el año 2000 vista por 81.383 personas

IMÁGENES PARA LA DIGNIDAD

( promovida por “Fotógrafos por un Mundo Sin Guerras y Sin Violencia”)

INTRODUCCIÓN

"...Entre los millones de imágenes publicadas cada día en la prensa y en editoriales, sólo hallamos unas pocas que superen la simple representación..."

Giséle Freund.

Imágenes para la Dignidad es una muestra fotográfica que plantea la necesidad de que los hombres y mujeres de esta época miren de frente al ser humano, miren desde la condición de Dignidad que nos otorga a todos el propio hecho de existir.

Un amplio recorrido por el trabajo que han realizado 39 fotógrafos internacionales en los cinco continentes - huyendo de paternalismos y actitudes compasivas - y desde el que se nos propone mirar de frente a pueblos, culturas y realidades sociales que viven individuos y colectividades.

Frente a tanta barbarie y brutalidad, esta Exposición responde a la necesidad de contemplar imágenes que recuperen la dignidad del Ser Humano como alternativa a los códigos y estereotipos que se aférran más a la negación que a la afirmación de la vida.

Miguel Angel Invarato

Comisario de la Exposición.

eyenowar@ciumundo.es


Budapest, 3-2009 ( Contra la guerra en Irak )

Argentina

China, India largest importers of military hardware: SIPRI (Lead)

June 10th, 2008Â

Stockholm/New Delhi, June 10 (IANS) China and India are the world’s largest importers of military hardware and are ranked third and 10th respectively among the countries with the highest defence expenditure in 2007, a Sweden-based peace institute says. India spent $24.2 billion or two percent of the world market share on its military last year, while China spent $58.3 billion or five percent of the global share, the Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI) said in its annual yearbook released in Stockholm June 9.

In India’s case, 30-35 percent of its total defence expenditure was on imports of military hardware, analysts in New Delhi said. In the case of China, the figure would be closer to 50 percent, they added.

India also exported military hardware, the bulk of it of the non-lethal variety, worth $3.5 billion during 2006, the report says.

The US accounted for 45 percent of last year’s global military expenditure of $1.339 trillion, SIPRI said, adding that the global increase was six percent in real terms over that of 2006.

With the Indian armed forces embarking on an extensive modernisation drive, Indian Finance Minister P. Chidambaram Feb 29 hiked the defence expenditure for fiscal 2008-09 by 10 percent to Rs.1,056 billion ($26.5 billion) - and promised even more funds if these were required.

The allocation accounts for 14 percent of the government’s total spending of Rs.7,508 billion ($188.7 billion) during the fiscal beginning April 1. Of the total allocation, Rs.480 billion ($12 billion) has been earmarked for the purchase of hardware and Rs.579 billion ($14.5 billion) for the three services and for R&D.

With 70 percent of the hardware in the armed forces’ inventory of foreign origin, this means the country would import Rs.336 billion ($8.4 billion) worth of arms, armaments and equipment during the current fiscal.

In January, India signed its biggest defence deal so far to purchase six Lockheed Martin C-130J Super Hercules medium transport planes for a little over $1 billion (Rs.40 billion).

Last month, the Indian Air Force (IAF) opened responses to a global tender for 126 medium multi-role combat aircraft in a deal that is valued at $10 billion (Rs.400 billion). The evaluation process till the contract is finally signed is likely to take six years.

Indian officials are also renegotiating a $1.5 billion deal for purchasing an aircraft from Russia, saying they might have to accede to the demand for an additional $1.2 billion as the original deal was flawed.

Indian defence ministry officials say imports of military hardware will rise steadily and estimate these at Rs.155 billion ($3.8 bilion) over the next five years.

http://www.thaindian.com/newsportal/uncategorized/china-india-largest-importers-of-military-hardware-sipri-lead_10058478.html

.

__,_._,___

“Los ansiolíticos son ya los fármacos más vendidos en el mercado”


“Los ansiolíticos son ya los fármacos más vendidos en el mercado”
04 Jul 2009
Compartir: facebook twitter meneame delicious

Versión completa de la entrevista con Guillermo Rendueles aparecida el 4 de julio de 2009 en Público

ansioliticos.jpg

Guillermo Rendueles es psiquiatra. Ha sido profesor de Psicopatologías en la Universidad de Oviedo y en la UNED de Gijón. Participó activamente en el movimiento antipsiquiátrico bajo el franquismo. En su último libro, Egolatrías (KRK, 2005), conjuga la psicología, la literatura y la filosofía para analizar la emergencia del Yo posmoderno, flotante, múltiple y discontinuo.

Si es cierto que la naturaleza de una sociedad se conoce a través de sus fallas y de sus grietas, ¿qué nos dice de la nuestra la proliferación galopante de sufrimiento psíquico en forma de depresión, ansiedad, estrés o mobbing? ¿Puede reconvertirse el sufrimiento individual en energía colectiva de transformación social?

¿Cómo está afectando la crisis a la salud mental? ¿Hay estudios? ¿Cuál es tu propia experiencia?

Hay una epidemia de consulta psiquiátrica, tratamientos y consumo de fármacos. Depende mucho de las zonas, pero se calcula que un 35% de la población está yendo a consulta o tomando psicofármacos. En algunos lugares la cifra se eleva hasta el 50% de la población total, incluyendo niños, ancianos… Por ejemplo en la zona donde yo trabajo, una barriada obrera en Asturias, hay un centro de salud mental para una población de 40.000 personas y tenemos más 20.000 historias, sin contar las de salud mental infantil. Pero estos datos hay que cogerlos con pinzas.

¿Por qué?

Si la cosa se toma así habría que poner una cruz de epidemia como las de la gripe, pero si tratamos de analizar la gente que llega al psiquiatra yo lo que veo es producto de un “pacto social de mínimos” tras la derrota de las clases obreras y populares. Desde arriba no se puede ofrecer ninguna solución auténtica a las causas del malestar, entonces se dice a la gente: “iros a quejar por ahí”. Y desde abajo se reclama: “dejadnos al menos un muro de las lamentaciones”. Y ahí se encuentran alivios mínimos: por ejemplo, si alguien vive en una casa sin tabiques donde hay mucho ruido, pues con una pastilla para dormir duermes. Es la suma de pequeñas respuestas al malestar que suman una cantidad enorme, porque las grandes patologías -esquizofrenia, trastornos bipolares, etc.- han variado muy poco. Lo que hay también en estas poblaciones son brotes autoritarios tremendos: familiares de enfermos que exigen tratamiento obligatorio, intervenciones continuas, esto está aumentando ahora y se dispara cuando hay un crimen o un caso así.

La psiquiatría es el coche-escoba que va recogiendo y aliviando mínimamente todo lo que no se trata de verdad en otros lugares: familia, barrio, trabajo o escuela. Por ejemplo, en Gijón hay más de 600 críos tomando anfetaminas para el síndrome de déficit de atención: se descontextualiza el malestar y ya no se trata en su sitio, en el aula, donde se puede hacer un análisis de esos malestares e intervenir eficazmente, sino fuera de lugar y con medicinas que a lo sumo sólo pueden paliar algo. En la psiquiatría se recoge tanto la malaria urbana que sufrimos como las falsas respuestas. Las cifras reflejan un malestar, pero el relato del malestar, descontextualizado, puede ser la picaresca de alguien que quiere sacar una baja laboral, la necesidad de ser escuchado cuando nadie te escucha, el alivio de un psicofármaco que permite dormir o bajar la agresividad (los psicofármacos son ya los medicamentos más utilizados del mercado), etc. Es un cajón desastre que cuantitativamente te dice muy poco, pero cualitativamente habla de más cosas.

¿Por ejemplo?

De una tendencia más profunda que no empieza con la crisis: el proceso de individualización, de la pérdida de cualquier cultura y saber popular. Esto se ve muy bien en el duelo. La gente antes se las arreglaba para elaborar las muertes de los seres queridos y hacerlo bien, espontáneamente. Pero hoy lo resuelve un psicólogo que en resumidas cuentas te dice lo siguiente: con la muerte del ser querido has perdido una inversión afectiva, el trabajo del duelo es sacar el afecto de esa persona y depositarlo en uno mismo y luego, poco a poco, en otros. ¡Son metáforas económicas atroces! Esa tecnificación y esos consejos tan burdos anulan toda la cultura popular: los ritos antiguos, todos los saberes sobre cómo enfrentar la muerte, cómo elaborarla con los vecinos, incluso los espacios físicos. Recuerdo una vez que tras la muerte de un ser querido les dijimos a los de la funeraria que no queríamos ir a un tanatorio y se planteó todo un problema. Y en el resto de la vida cotidiana pasa lo mismo: la psiquiatría, con unos saberes muy débiles pero flexibles, ha conquistado esos espacios de microculturas populares que permitían una asunción colectiva de los malestares y otros enfoques.

¿Por qué dices que son saberes débiles?

Miraba yo ahora la historia de los sistemas de psiquiatrización y de clasificación, que nacen del terror que les entró a los psiquiatras tras aquel experimento tan famoso de enfermedad mental fingida: investigadores internados como esquizofrénicos, tratados como esquizofrénicos y de los que se anotaron observaciones como si fueran esquizofrénicos. En EEUU ese experimento causó pavor porque inmediatamente los seguros dijeron: “ah, que la simulación es así de fácil, pues no pagamos a ningún enfermo la residencia psiquiátrica”. Eso creo una defensa terrorífica que trata de justificar los diagnósticos: la DSM-III. Pero el experimento en sí sigue siendo válido, yo puedo enseñar a alguien a fingir enfermedad mental en un día o dos y repetir ese experimento. Es una práctica con muy poca certeza teórica pero que permite incluirlo todo en ella: desde la infancia al duelo, pasando por el envejecimiento. Su debilidad es su propia fuerza. La psiquiatría, sabiendo muy poco, es muy flexible, se puede aplicar a todo.

¿Cómo es la gestión terapéutica del malestar en la crisis?

Franco Basaglia ya hablaba de la enfermedad y su doble, refiriéndose al manicomio, como lo que vemos no es el sufrimiento, sino lo que la psiquiatría dobla y reinterpreta. Ahora estamos asistiendo al doble del sufrimiento, que no es el sufrimiento real, sino lo que la psiquiatría recoge y recodifica.

Se han lanzado iniciativas distintas en EEUU, Francia o Reino Unido que incluyen la movilización de miles de psicólogos o las guías de auto-ayuda. En todos los casos se trata de desubicar, descontextualizar y despolitizar el sufrimiento reduciéndolo a lo íntimo y llevándolo al despacho del psicólogo. ¿Qué se dice a alguien que tiene estrés laboral? Individualízate más, defiéndete más, no te metas en nada, no te comprometas, protégete en tu pequeño mundo, tus pastillas, tus consejos psicológicos… La psiquiatría produce impotencia.

En España también pasa lo mismo, sólo que el trabajo estaba ya medio hecho con los niveles de psiquiatrización que tenemos en los centros de salud. Ahora se quieren ofertar, como propuesta gremial, equipos de atención y apoyo psicológico en la Atención Primaria. Un médico de medicina general ya está tratando a un 15 o un 20% de población a los que se recetan psicofármacos. Lo que se detecta ahora es una producción teórica perversa pero interesante que recoge elementos de las corrientes antipsiquiátricas para ampliar mercado: según estas propuestas, las enfermedades mentales no son enfermedades mentales, sino transtornos adaptativos, por tanto no las debe tratar el médico, sino el psicólogo. Pero si no son enfermedades mentales, pregunto yo, pues ni el médico ni el psicólogo, ¿no? ¿No habría que dar otros enfoques?

Es el pacto social de mínimos al que me refería: si no se puede dar ninguna respuesta real, por lo menos se trata de escuchar y gestionar el malestar para contenerlo y, de paso, desactivarlo políticamente. Los sindicatos aceptan esto pensando entrar por ahí para jubilar gente, etc. Las prejubilaciones y las bajas son un amortiguador, una espita importante de los conflictos.

En otra entrevista reciente que hice en esta misma sección, Frederic Neyrat hablaba de una nueva forma de gobierno basada en las catástrofes. Decía que esa gobernabilidad, para que nadie cambie, operaba de dos modos: conjuratorio (anticipador) y regulador (analgésico).

Es curioso, se corresponden con dos subespecialiades de la Psicopatología: la “gestión del riesgo” y las “técnicas de intervención en crisis”. La primera es una gestión de la peligrosidad social que por ejemplo etiqueta como “paranoides” a individuos considerados “factores de riesgo”. Siempre ha habido, en los grandes estallidos sociales, esos personajes que tenían un largo memorial de agravios y una gran capacidad para amotinar gente. La psiquiatría los etiquetaba de “paranoicos” y así los jubilaban. Últimamente, la función represiva aumenta, en parte por la presión de los familiares. En mi centro de salud puede haber 50 o 60 personas en tratamiento obligatorio: si no van a tomar la medicación hay que avisar al juez. Está en germen pero creo que vamos camino de una nueva ley de tratamiento obligatorio, un nuevo panóptico ambulatorio.

¿Qué otras protecciones son posibles?

Hay estudios que señalan que las redes sociales son el mejor remedio al recurso único y exclusivo a la pastilla. Por ejemplo está ese estudio, publicado y bendecido por la OMS, sobre el lugar con menor tasa de suicidios del mundo, un pequeño estado mejicano con índices mínimos donde existen unas redes sociales indigenistas muy firmes. La prevención de suicidios tecnológicamente más desarrollada (medicamentos, etc.) apenas disminuye el número de suicidios. Son las redes sociales, tradicionales o nuevas, las que mejoran la salud mental. Pero este saber no se desarrolla, se desprecia. Sólo se estudian las vulnerabilidades individuales. Aunque estudiar las redes sociales es relativamente sencillo: ¿cuántos amigos tienes en el trabajo? ¿Con quién pasas el tiempo libre? Pero no se hace, sólo se estudia cómo disminuye tal o cual medicamento las tasas de suicidio. Donde hay red social, donde hay cultura popular, donde hay apoyo para las desgracias de la vida, la visita al psiquiatra disminuye drásticamente y donde se ha licuado la sociedad la asistencia al psiquiatra se multiplica y los resultados son malos porque todo se cronifica. Es algo evidente. A veces hay que aprender a ver ese factor de protección de las redes sociales lateralmente. Por ejemplo, algunos estudios dicen que la religiosidad es una protección contra el riesgo de suicidio en países como España. Pero en los países protestantes pasa todo lo contrario, porque es sobre todo la red social, no tanto la religiosidad, la que verdaderamente te protege.

¿Qué experiencias conoces de asunción colectiva de los malestares?

Son restos de las pasadas resistencias. Se ve muy bien la regresión en los movimientos feministas que han sido los últimos en caer: saberes producidos a partir del propio cuerpo -práctica del aborto, métodos de anticoncepción- han sido colonizados y reconvertidos en centros de educación sexual, etc. Aquellas técnicas espontáneas del saber común de las mujeres han sido sepultadas bajo la tecnificación. En el momento en que esos centros piden subvenciones y empiezan a practicar abortos de un modo más o menos oficial, desviándoles casos que la seguridad social no admite, pierden inmediatamente ese saber.

En lo psiquiátrico pasa lo mismo. Yo cito mucho el caso de alcohólicos anónimos: hasta que no se convencen de que ni psicólogos ni psiquiatras les van a ayudar y empiezan a desarrollar técnicas propias, no encuentran modos de protección eficaz contra el alcoholismo. Hay todavía asociaciones de enfermos, no de familiares de enfermos, con capacidad de respuesta entre fase y fase de la enfermedad. Aquí hay una asociación de bipolares interesante en ese sentido: se promueven redes de apoyo, de detección, de prevención, charlas para los técnicos, etc. También hubo por aquí un grupo de agarofóbicos que funciono muy bien. En otros casos veo mucha picaresca. En el caso de la fibromialgia, en el momento en el que lo que se pide es apoyo legal para que se reconozca como una invalidez, ahí se mezcla todo: formas de saber sobre ese dolor que la medicina desconoce, picaresca, etc.

Lo que no hay ahora mismo es teoría: los reductos teóricos críticos a la psiquiatrización son mínimos. Lo comentaba yo hace poco contraponiendo a Castilla del Pino y a López Ibor: si se cogen las obras de López Ibor, la práctica de los psiquiatras de izquierda está mucho más fundada en sus teorías sobre las neurosis como enfermedades del ánimo. Y ahí está la lucha fundamental. En el momento en que ya no existe el movimiento antipsiquiátrico lo espontáneo que surge no tiene ningún alimento teórico, ningún apoyo de técnicos que “traicionen” esas prácticas dominantes.

El éxito de esa colonización ha sido brutal. Han desaparecido las resistencias tradicionales, esas de las personas que decían espontáneamente “yo no estoy de psiquiatra”, es decir, no lo necesito, puedo arreglármelas, algo muy habitual hace 20 o 30 años, contra esa propaganda de que los psiquiatras y psicólogos tienen solución a todo. Y por otro lado, los propios técnicos sociales de izquierda hablan de que lo que hay que hacer es higiene mental, prevención y todo eso. El panorama es muy negro.

Alguien ha dicho que la depresión es una forma moderna de huelga.

Cuando los antiguos trabajadores lo estaban pasando muy mal se autolesionaban. Era algo muy común. Sabotear dañándose. Poner una rodilla para que te diesen un golpe y recibir la baja laboral era una forma de resistencia. Algún líder comunista me ha comentado alguna vez su habilidad para dar martillazos en la rodilla a compañeros que no podían seguir trabajando en la mina. La depresión moderna a lo mejor tiene que ver con eso: más una autolesión que una huelga, un daño global, un daño lento, esa dificultad para seguir los ritmos laborales, para dar sentido a la vida y levantarse… Hoy en día faltan las antiguas compensaciones del trabajo: trabajar siempre fue muy jodido y por eso la gente antes se autolesionaba, pero si escuchas el discurso antiguo se ve que el trabajo era también un lugar donde cargar las pilas, contar las malarias del hogar, criticar a las mujeres, beber… Todo ese mundo ha desaparecido y hoy sólo queda lo privado. La función terapéutica, de estabilizar y desahogar hablando con los compañeros, hacer merendolas casi todos los días y no sólo por navidades, todo eso ha desaparecido y la depresión hoy es como una forma de autolesión. Es un sufrimiento real, no debe tomarse a broma, incluso el simulador más simulador no lo pasa nada bien, teniendo que contar esas cosas que a veces son humillantes y a veces son como la profecía que se cumple.

¿Con ese análisis tan negro, cómo haces en el día a día de tu profesión para no volverte un cínico?

Bueno… yo vengo de esas tradiciones comunistas que ven las batallas muy a largo plazo o muy perdidas. Soy duro, los que luchamos bajo el franquismo tenemos algo de supervivientes. No sé, no sé muy bien… Supongo que elijo el mal menor, contribuir a lo que pueda desde mi profesión…

Un discurso crítico muy lúcido puede producir al mismo tiempo mucha impotencia. Supongo que la clave podría estar en pensar el malestar no sólo como un síntoma que habla de una derrota, sino ver que esa intimidad herida tiene hoy mucho de común y podría ser la fuente de una posible nueva politización…

Sí, es evidente. Si se lograra colectivizar ese sufrimiento, que no parte de lo íntimo como dicen, sino de las relaciones sociales, desde luego sería un motor de transformación social. Porque el único remedio real consiste en crear redes seguras, estables, serenas. Lo único que existe contra la agarofobia o los miedos es que la calle sea siempre un sitio donde haya alguien que pueda echarte una mano si te pasa algo. Los críos que juegan en la calle y se pueden alejar sin tener miedo son los que saben que su madre siempre va estar allí si se pierden. La ansiedad viene por el contrario de no poder confiar en nada ni en nadie. La tristeza y los malestares son un fermento del que podría salir fuerza revolucionaria. Y los que deberían tratar el mobbing o cualquier proceso de stress deberían ser los sindicatos, los colectivos de empresa, lo que sea, pero contextualizando, con los valores que hay allí, no con los valores del psicólogo…

Somos una especie tan irracional que no deberíamos tolerar la irracionalidad social, necesitamos prótesis colectivas para evitarnos las locuras individuales. Pero la tendencia es otra: el triunfo de la psicologización social. La psiquiatría es la práctica que más se ha extendido y que más población trata, pero con el mínimo saber. Se trata de una derrota política, no de que se hayan elaborado de un tiempo a esta parte nuevos argumentos científicos. Los neurolépticos son la mercancía ideal, porque no necesitan probarse científicamente como un antibiótico o un anticanceroso. Y la psiquiatría de izquierda ha sido colonizada también enteramente por los laboratorios, que pagan los congresos con todo su boato. Lo que a mí más me fastidia es no tener compañeros, interlocutores, esa pobreza teórica de que te hablaba antes. Sólo encuentro complicidades en gente muy mayor, la gente más joven no conoce a Basaglia, Cooper, Laing… Entre los psicofármarcos y la psiquiatría oficial han ahogado esas otras formas de leer lo que pasa. Es verdad que antes la psiquiatría oficial era muy rígida y eso ayudaba a la crítica, hoy se ha hecho más flexible…

Algo más de Guillermo Rendueles:

“Crisis, capital social, depresión”

http://www.diagonalperiodico.net/Crisis-capital-social-depresion

“¿Miserias sociales o malestares íntimos?”

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=56234

“Bossing, mobbing: ¿necesito psiquiatra o comité de empresa?”

http://www.psiquiatria.com/articulos/estres/30043/